El 26 de enero se celebra el  Día Mundial de la Educación Ambiental, su principal objetivo es identificar la problemática ambiental tanto a nivel global, como a nivel local y crear conciencia en las personas y los gobiernos de todo el mundo en cuanto a la necesidad de cooperar para proteger el medio ambiente.

Lo anterior tuvo lugar a partir de la Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente realizada en Estocolmo, Suecia, en 1972, en la cual se expuso la importancia de cuidar el medio ambiente. Posteriores conferencias internacionales (Belgrado, 1975; Nairobi, 1976; Tbilisi, 1977; Moscú, 1987; Río de Janeiro 1992, Cumbre de la Tierra; Guadalajara 1997, II Congreso Iberoamericano de Educación Ambiental) vendrían a corroborar la importancia de la educación ambiental para la conservación del entorno.

Desde los años setenta se ha puesto mayor atención en la necesidad de cuidar nuestros ecosistemas, sin embargo, en la actualidad enfrentamos importantes retos en materia ambiental, como; el Cambio Climático, la Contaminación, la Extinción de Especies y la Deforestación entre otras. El crecimiento de nuestras poblaciones aunado a la falta de cultura y solidaridad para con nuestro entorno por parte de habitantes y sociedad en general es una situación que está provocando la fragmentación o pérdida de los ecosistemas en diferentes escenarios mundiales, consecuentemente esta destrucción ocasiona la desaparición de flora y fauna silvestre así como de los esenciales servicios ambientales de proveen las diferentes comunidades vegetales.

Por esta situación es imprescindible educar a las generaciones actuales y venideras ya que en la medida que los ciudadanos reconozcan las causas que provocan el deterioro ambiental, se incidirá positivamente para que nuestras actividades cotidianas se lleven a cabo más solidariamente con el medio ambiente, haciendo un uso más eficiente de los recursos naturales.

Finalmente, te invitamos en este día a participar con tu familia y seres queridos en jornadas de limpieza, reforestación y eventos de recolección de materiales, todo ello, en beneficio de nosotros mismos y el medio ambiente.